Etapa de “Análisis de Efectos y Causas” (parte 3 de 5 sobre la metodología Linnet).

En la etapa anterior, se recabó información de la situación actual de la empresa en un área de interés del empresario, mediante una dinámica donde los integrantes del equipo apuntaron en papelitos (“postifs”) sus percepciones, tomando en cuenta el cuadro empático de la metodología “Design Thinking”.

Podemos decir que hicimos algo similar al proceso que realiza el médico cuando lo visitamos por alguna enfermedad: El médico comienza preguntándonos cómo nos sentimos, observando y realizando algunas mediciones de nuestro estado de salud, para recabar toda esta información antes de dar un diagnóstico y proceder a prescribir el tratamiento de la enfermedad.

En nuestra metodología, cada una de las anotaciones en los papelitos representa un “síntoma” de la situación. El reto o problema, se describe a través de todos los síntomas observados a través de nuestros sentidos (lo que se “hace”, lo que se “dice” y percepciones de lo que se “piensa” y lo que se “siente”).

Es importante notar que esto hace diferente la metodología Línnet de otras metodologías (como la llamada “Fishbone” o “Diagrama de Ishikawa”), ya que mientras en la metodología Linnet se describe la problemática a través de toda la sintomatología, en las otras normalmente se trata de sintetizar la problemática en una sola frase o enunciado.

Habiendo hecho la equivalencia entre descripción del papelito con síntoma o efecto, es necesario también explicar el “Árbol de Causas-Efectos” mediante la siguiente analogía:

  • Así como observamos los frutos mientras las raíces quedan ocultas, los frutos y hojas serán representadas por cada uno de los “postifs” con las descripciones de los síntomas observados.
  • Los frutos y hojas se agrupan en ramas, nosotros agruparemos los síntomas similares en una descripción que los sintetice y le de nombre a su rama dentro del árbol.
  • Normalmente las raíces del árbol permanecen ocultas a nuestra vista, de manera análoga, las raíces representarán a las causas que permanecen ocultas hasta antes de realizar el ejercicio.

La dinámica de análisis de Causas-Efectos es como sigue:

  1. Se agrupan los síntomas en ramas de acuerdo con su similitud (efectos similares).
  2. Se agregan descripciones a cada una de las ramas, sintetizando el significado de los distintos síntomas (efectos).
  3. Se procede con una dinámica de lluvia de ideas para describir las posibles causas de esos síntomas.
  4. Se apuntan las causas en cada una de las raíces del árbol, continuando hasta terminar de describir todas las posibles causas de la problemática.

Es importante no saltarse ésta etapa crucial de la metodología y no precipitarse a prescribir soluciones por las siguientes razones:

  • Se pueden confundir efectos por causas, lo que puede inducir a diseñar soluciones paliativas que no resuelven la situación de fondo.
  • Se puede caer en diseños ineficientes de las soluciones, ya que frecuentemente una solución eficaz puede eliminar varios problemas a la vez.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *